estas leyendo...
Secciones

#Colombia: Gobierno colombiano pide a familias y profesores revisar la formación de niños y jóvenes

Si no hubiese sido por que una de las estudiantes se arrepintió a tiempo, un grupo de niñas colombianas,  en el departamento de Cundinamarca, de entre ocho y nueve años hubieran consumado el plan de asesinar a su maestra. “El llamado que hago nuevamente es a los padres de familia quienes son los primeros formadores de los estudiantes, para que cada uno revise que ejemplo y cual es la formación que le está dando a su hija o su hijo, en valores y en principios, en el seno de su casa”, sostuvo la ministra de Educación.Según las autoridades este no es un caso aislado. Nicola da Gana para Cubaout
El Mundo/ Colegiales colombianos de nueve años intentan envenenar a su profesora con un yogur Por Salud Hernández-Mora
¿Quién no ha temido alguna vez a su profe y ha ideado un montaje de película para librarse del ogro? Pues seis niñas de ocho y nueve años de edad, de un pueblo dormitorio limítrofe de Bogotá –Facatativa-, en el departamento de Cundinamarca, pasaron de la imaginación a la acción. Intentaron envenenar a su maestra de sexto grado sólo porque las había suspendido y si no lograron su propósito fue porque una de las pequeñas se arrepintió en el último minuto y confesó.
Las estudiantes se presentaron el martes al colegio público Arboleda con sus rostros inocentes pero con la determinación de vengarse de la señora. Era la coordinadora de su clase y la responsable de dar varias asignaturas, entre las que figuraban las matemáticas, al parecer, las que más detestaban. Las menores iban mal en el curso, habían sacado malas notas y pensaron que la profesora era la culpable del desastre.
Por eso el plan consistía en reunir entre todas medicamentos que encontraran en sus casas y que mezclados y disueltos en una bebida pudieran ser letales. Compraron un yogur líquido con la intención de ofrecérselo a la profesora. Escondieron las pastillas ya trituradas y esperaron el momento adecuado. Pero antes de consumar su venganza, una de las niñas se debió asustar y corrió a buscar a la víctima. Descargó su conciencia y la mujer, alarmada, fue al despacho de la directora del centro educativo para que tomaran medidas.
Llamaron a la Policía de Infancia y Adolescencia, y para sorpresa de los agentes, después de revisar las carteras y mochilas de las seis colegialas, encontraron las medicinas. El coronel Flavio Mesa, comandante de la Policía de Cundinamarca, pidió a los padres que estuvieran más pendiente de sus hijos para evitar que lleguen a tomar acciones tan graves.Leer mas

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: