estas leyendo...
Actualidad Latinoamerica, CUBA

#Cuba: El oportunismo del Cardenal para afianzar su “reino” en el mundo de Castro

Desde la visita de Benedicto XVI a Cuba “se percibe con preocupación por civilistas y oposición política, cierto alineamiento del Cardenal con el discurso oficial, descalificando a quienes disienten de la línea oficial. Llama la atención declaraciones del Príncipe de la Iglesia descalificando en términos severos y desbalanceados, a grupo de opositores que ocuparon, previo a visita papal, un templo y fueron desalojados con el consentimiento y beneplácito del Cardenal por las autoridades. La llama se inflamó cuando una revista católica arremetió contra toda la oposición con el lenguaje soez de los medios de comunicación del régimen”.
Desempeño de la iglesia en la problemática cubana ¿Pragmatismo u oportunismo? Por Alejandro Tour
Durante la etapa republicana (1902-1958) el país fue testigo del rápido crecimiento que gozó el catolicismo. Se construyó decenas de templos, fundaron órdenes, escuelas de enseñanza religiosa y Universidad católica. La doctrina salió del templo y diseminó en las calles por jóvenes entusiastas imbuidos de alto protagonismo social. Un censo de 1956 arrojó el 95% era religioso y la inmensa mayoría católico. Periodo republicano, marcó retorno a prominencia católica, perdida a principios siglo XX, por vínculo del Clero español en guerra hispano-cubano-americana. Al fundarse la república en 1902 el recelo a la iglesia por independentistas era grande, lo que le llevó a perder influencia.
En 1959 comienza nueva etapa, caracterizada por enfrentamiento Iglesia-Estado. Promoción de ideología comunista y acercamiento a Unión Soviética (donde ateísmo fue implantado a sangre y fuego) suscita recelo de la iglesia, desconfianza que termina en reclamo moderado pidiendo definición a lideres sobre su proyección política, ahuyentando sospechas, proclamándose revolucionaria, humanista y democrática. Posteriores pasos demostró carácter régimen que nacía: tendencia ateísta y totalitaria del castrismo, expropiando escuelas, encarcelando, expulsando sacerdotes y creyentes. Los años 60 y 70 fueron duros para toda forma de expresión religiosa. En 1961 quedó mitad de los sacerdotes. El año 70 fin de Navidad, arguyendo coincidía con zafra azucarera. Se implanta la UMAP: Unidades Militares Ayuda Producción campos trabajos forzosos que internaron religiosos y obligaron a labores agrícolas forzados. El sistema educacional adopta enseñanza obligatoria del Ateísmo Científico que ridiculizaba, o denigraba según la necesidad la fe religiosa.
El año 85 cambió: la religión sobrevivió en las catacumbas del ostracismo y la realidad de América Latina le hizo llegar soplo de oxigeno. Fray Beto, Teólogo de la Liberación, logra extensa entrevista de 23 horas con Fidel Castro, compilado en: Fidel y la religión. Fidel se muestra conciliador en franco oportunismo político pretendió aprovechar vínculos entre Teología de Liberación y movimiento subversivo latinoamericano, promovido por el propio Castro.
Los años 90 crisis económica afecta isla tras caída campo socialista, favoreciendo fenómeno religioso por dificultades materiales, desmorona valores morales, contenidos existencialistas servidos de base a sociedad socialista generó vacío aprovechado por mensaje de paz y esperanza de fe devolviendo sosiego perdido, apoyo mental, emocional y económico a desesperados. Templos se llenan y recupera influencia social. Gobierno se debilita y evita confrontación con viejo enemigo aprueba resolución en 1991 creyentes pueden afiliarse al PC único partido. En 1992 se elimina toda referencia al ateísmo en constitución. Se permite ingreso de misioneros de América y España. Iglesia funda revistas con crítica social, Palabra Nueva y Vitral. En 1998 Juan Pablo II visita isla 5 días. Se pronuncia en temas sensibles, hizo llamado general y católicos en particular, impulsar cambios necesarios. Expectativas fueron grandes, tras un tiempo sin ver resultados llegó el desaliento. Se enrarece relaciones Iglesia-Estado. El PC des-Papa la sociedad y arremete contra los que dentro de la iglesia mantenían crítica al gobierno.
La promoción de Jaime Ortega como Cardenal el 26 nov. 1994, fue visto con esperanza de contar guía espiritual de autoridad. Le acompañaba la leyenda que pasó en la UMAP, percibido como alguien comprometido con el dolor del pueblo, réplica de Mons. Òscar Arnulfo Romero. Posiciones timoratas y conciliadoras antes que confrontar o denunciar excesos del poder, corrió riesgo ante juego confuso en que gobernantes son expertos. Algunos consideran que viendo debilidad del poder en franca retirada, optó por mostrarse complaciente, conciliador y cooperativo, para arrancar al régimen, ciertas prebendas que consoliden posición de la iglesia en la sociedad. Le acarreó no pocas críticas, Ortega se defendió apelando que aunque en la actualidad el 72% eran bautizados, sólo el 1% es practicante, lo que según él debe interpretarse que la iglesia, si bien ostenta un gran poder moral, cuenta con poco poder real, como para darle batalla a los comunistas.
La reciente visita del Papa Benedicto XVI fue recibida con desgano. La propia jerarquía católica se encargó de aclarar que la presencia del Papa tendría un carácter exclusivamente evangelizador y sus homilías serían apolíticas. El régimen hizo lo que mejor sabe hacer, utilizar la presencia de Benedicto para limpiar su imagen ante comunidad mundial. A excepción de un feriado para Semana Santa, ningunos de los pedidos antiguos o nuevos fueron satisfechos.
Desde entonces se percibe con preocupación por civilistas y oposición política, cierto alineamiento del Cardenal con el discurso oficial, descalificando a quienes disienten de la línea oficial. Llama la atención declaraciones del Príncipe de la Iglesia descalificando en términos severos y desbalanceados, a grupo de opositores que ocuparon, previo a visita papal, un templo y fueron desalojados con el consentimiento y beneplácito del Cardenal por las autoridades. La llama se inflamó cuando una revista católica arremetió contra toda la oposición con el lenguaje soez de los medios de comunicación del régimen.
Creo que Jaime haría bien en detenerse y replantear la estrategia seguida durante el último año. En política las percepciones suelen ser tan o más importante que la realidad en sí misma, tendremos que concluir el Cardenal está perdiendo el juego, en vez de ser percibido como ejemplo de integridad y autoridad moral, se le ve no como el político pragmático que le gustaría ser, sino un oportunista sin frenos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 12,979,188 hits

cubayatwittea, un Proyecto Solidario de Alfredo Viso

Frente Común Cubano

Twitter Jorge Luis García @antunezcuba

Luis Felipe Rojas

Siguenos en Twitter

Tambien cubaout en facebook

A %d blogueros les gusta esto: