estas leyendo...
Costumbres Curiosidades, Sociedad y Gentes

18 Verdades sobre el alagamiento del pene y sus mitos

Segun los sicologos el tamaño no importa, para todos los demas sí. Este reporte nos informa sobre las verdades y mitos que con relación el alargamiento de pene existen. La base es la realidad que vivimos cada día, los metodos que existen y los fraudes que esperan al que haga del tamaño una obseción. Según parece algunos trucos funcionan pero lo seguro es la cirugia, con la cual perdemos que el pito mire arriba, pero si se agrandará hasta casi 3 cm con lo cual de 12 a 15, de 15 a 18 y los mas cortos de 10 a 13 cm con lo cual y estas en la media mundial. Pero como la vida es larga recordemos que pasados los 40 mas que el largo del pene, lo importante es que se mantenga rigida.

Solita Matta Castro para cubaout.

Alargamiento del pene, mitos y verdades
¿Qué tal una pulgada extra?:
Todo hombre ha deseado algunas pulgadas extra allá abajo, y para ello hay una infinidad de “tratamientos”. Sin embargo, la mayoría no son efectivos o incluso pueden ser peligrosos. Para evitar problemas, mira lo que debes saber si estás pensando conseguir una herramienta más larga.

¿Se puede alargar el pene?:
“Sí… pero sólo un poco”, asegura el Dr. Michael O’Leary, urólogo de la Universidad de Harvard. “El tamaño del pene está determinado genéticamente, y el tejido que lo compone no es muy flexible por lo que alargarlo es difícil y riesgoso; sólo se podría conseguir una pulgada extra como máximo”, comenta.

¡Yo quiero ser más grande!:
Lo que la Dra. Jennifer Berman, de la Asociación Americana de Urología, recomendaría a todos aquellos que quisieran ser “chicos grandes” es… bajar de peso: “La grasa del abdomen puede ocultar parte del pene; eliminar la grasa no aumentará el tamaño, pero hará ver al falo más grande y grueso”.

Aféitalo a él también:
“Afeitar o recortar el vello del pubis también puede hacer que el pene se vea más grande”, asegura la Dra. Berman. “Yo recomiendo esto a mis pacientes, ya que al bajar de peso y afeitarse el vello, el pene se ve más grande, y ellos se sienten más seguros y cómodos con sus cuerpos”.

Un problema de perspectiva…:
Según el Dr. O’Leary, “Es muy raro que un hombre tenga un pene anormalmente pequeño; casi todos los hombres tienen un pene normal (entre 5 y 7 pulgadas en erección), sin embargo, puede que lo vean más pequeño debido a que lo miran desde arriba, y esta perspectiva no favorece nunca”.

O, ¿un problema mental?:
El temor constante de tener un pene muy pequeño puede deberse a un trastorno mental: “Se conoce como desórden dismórfico, y consiste en que el paciente no puede concebir su cuerpo tal como es. Un hombre así puede experimentar mucha inseguridad, sin importar de qué tamaño sea su pene”, explica el Dr. O’Leary.

¿Qué métodos existen?:
Existen varios métodos, desde píldoras y ejercicios de estiramiento hasta cirugías, sin embargo, el Dr. Sheldon Marks, del American Board of Urology (ABU), advierte que “desde un punto de vista científico, muy poco puede hacerse para aumentar el tamaño del pene, y aun si se logra, este aumento sería modesto”.

Píldoras y remedios:
La naturaleza puede hacer muchas cosas, pero no te hará más grande: “Lo único que estos productos alargan son las cuentas de quienes los venden”, afirma el Dr. Glenn Braunstein, del Centro Médico Cedars-Sinai. “Estos remedios aseguran contener hormonas o extractos para hacer crecer el pene, pero eso no tiene ningún sustento científico”.

No te tomes cualquier cosa:
El Dr. Braunstein advierte además que “muchas sustancias naturales son muy poderosas, por lo que si no se toman con cuidado pueden tener efectos secundarios graves o interactuar con otros medicamentos de manera negativa; además, estos suplementos no suelen estar regulados, por lo que pueden contener toxinas peligrosas”.

Estiramientos y pesas:
Hay “ejercicios” que prometen alargar el pene. Consisten en estirar el falo con dispositivos mecánicos, con la mano o colgando pequeñas pesas de él. Quienes promueven estos métodos aseguran que harían crecer el tejido del pene del mismo modo que crecen los músculos en el gimnasio.

Ay, qué pesado, qué pesado:
“Los músculos son muy flexibles, por lo que pueden crecer si se estiran y se trabajan con peso, pero el pene no tiene músculos, sino que se compone de un tejido muy distinto”, explica el Dr. O’Leary. “Además, estos ‘ejercicios’ conllevan riesgos graves, como irritación, desgarres en el tejido o hemorragias internas en el falo”.

¿El tamaño importa?:
“Desde un punto de vista sexual, no”, asegura la Dra. Christine Webber, de la Universidad de Londres. “La vagina mide sólo 4 pulgadas de profundidad, por lo que un pene promedio puede llenarla completamente; además, sólo los primeros centímetros son sensibles, así que no es necesario un gran falo para producir satisfacción sexual”.

Bomba de vacío:
Éste método funciona con un cilindro en el cual se introduce el pene, luego con una bomba se saca el aire; el vacío provoca que entre más sangre al falo, lo que mejoraría la erección y provocaría un agrandamiento. Al final, se coloca un anillo en la base del pene, como un torniquete, para que la sangre permanezca en el falo.

Cuidado con la presión:
“Este método daría un poco de tamaño al pene, sin embargo, el efecto desaparecería a las pocas horas”, explica el Dr. Charles E. Jennings, del ABU. “Además, al usarlo en exceso o de manera inadecuada, la presión de la sangre provocaría erecciones dolorosas, problemas de eyaculación o daños a los nervios y vasos sanguíneos”.

Cirugía:
“Éste sería el método más efectivo: consiste en cortar un ligamiento que da soporte al cuerpo interior del pene”, explica el Dr. John Dean, de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual. “Al cortarlo, el cuerpo cavernoso cuelga y sale un poco más, lo que aumentaría la longitud del falo entre un cuarto de pulgada y 1 pulgada, no más”.

Varios riesgos:
“Este ligamento sostiene el falo durante la erección, por lo que al cortarlo el pene dejará de levantarse; seguirá poniéndose rígido, pero mirará al suelo”, explica el Dr. Dean. Asimismo, comenta que durante este procedimiento existe un alto riesgo de hemorragia, ya que el pene es un órgano muy vascular.

¿Ya lo pensaste bien?:
El Dr. Dean recomienda a quienes deseen un pene más largo pensar bien las cosas antes de probar un tratamiento: “Muchos hombres tienen un pene normal y aun así pueden sentirse inseguros. Lo primero sería hablar con el médico sobre su preocupación, y si eso no los satisface, buscar ayuda psicológica podría ser útil”.

Daniel Granados | Univision-Salud

Comentarios

2 comentarios en “18 Verdades sobre el alagamiento del pene y sus mitos

  1. Hola, Tengo el pene de 14 centimetros cuando el medidor lo presiono en la pelvis llega a los 15, ese tamaño es normal? ??

    Publicado por mmm | 4 noviembre 2013, 22:05
  2. Quisiera consultar si usando algún mecanismo que estire el falo pero con mucho cuidado podría lograr algún incremento en la longitud.
    Saludos atte.

    Publicado por matias | 22 octubre 2013, 01:11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: